Mejores depósitos a plazo fijo

Mejores depósitos a plazo fijo: Rentabilidades, Requisitos y Opiniones

Debido al aumento de los tipos de interés por parte de los bancos centrales, las entidades financieras han comenzado a introducir
productos de inversión atractivos, como los depósitos a plazo fijo que van desde los 6 meses a los 10 años con tipos de interés que pueden llegar a alcanzar un 5% TAE. En este artículo, voy analizar los diferentes depósitos a plazo fijo que existen actualmente en el mercado, con las rentabilidades que ofrecen, requisitos, permanencias y opiniones.

Depósito a Plazo Fijo Novum Bank

novum-bank

Depósito Plazo Fijo Novum Bank

✔️ ¡Remuneración de 3,90% TAE sin condiciones!
✔️¡Depósitos desde 10.000€ a 100.000€!
✔️¡Sin requisitos de domiciliación!
✔️No hay condiciones en la contratación

Los depósitos a plazo fijo Novum Bank ofrecen unos beneficios significativos:

  • Tipo de interés competitivo
  • Inversión asegurada hasta 100.000€
  • Depósitos a 6 meses 3,50% TAE
  • Depósitos a 12 meses 3,90% TAE

Depósito a Plazo Fijo MyInvestor

myinvestor

Depósito Plazo Fijo MyInvestor

✔️ Remuneración 3% TAE sin requisitos
✔️A partir de 10.000€
✔️Sin condiciones de contratación

Descubre todos los beneficios que ofrecen los depósitos de MyInvestor:

  • Depósitos a 3 meses al 2,90%
  • Depósitos a 6 o 12 meses al 3%
  • Sin comisiones de apertura o cancelación
  • Protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos en España
  • Rentabilidad garantizada para todos los clientes

Depósito a Plazo Fijo Pibank

pibank

Depósito Plazo Fijo Pibank

✔️Remuneración del 3,34% TAE desde el primer euro
✔️Abono trimestral de intereses
✔️Permite cancelación parcial o total

Además, Pibank ofrece las siguientes ventajas en sus depósitos a plazo fijo:

  • Depósito a 12 meses al 3,34%
  • Sin límite de cantidad máxima a aportar al depósito
  • Sin importe mínimo para abrir el depósito

Depósito a Plazo Fijo Facto

facto

Depósito Plazo Fijo Facto

✔️Remuneración del 4.06% TAE
✔️Importe mínimo de 5.000€
✔️Tú eliges el plazo del depósito

Además, Facto ofrece las siguientes ventajas en sus depósitos a plazo fijo:

  • Depósito a 3 meses 3,29% TAE
  • Depósito a 6 o 12 meses 4,06% TAE
  • Sin límite de cantidad máxima a aportar al depósito
  • Sin gastos ni comisiones asociadas

Depósito a Plazo Fijo Openbank

openbank

Depósito Plazo Fijo Openbank

✔️Remuneración del 2,01% TAE
✔️Importe mínimo para tu depósito
✔️Sin necesidad de domiciliar tu nómina

Además, Openbank ofrece las siguientes ventajas en sus depósitos a plazo fijo:

  • Depósito a 6 meses 3,07% TAE con tu nómina o ingresos mensuales de al menos 600€
  • Posibilidad de cancelar anticipadamente el depósito obteniendo el dinero aportado con una rentabilidad del 0,20% TAE
  • Con la seguridad del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito

Depósito a Plazo Fijo Raisin

raisin

Depósito Plazo Fijo Raisin

✔️Remuneración hasta 4,40% TAE
✔️100% online sin cambiar de banco
✔️Sin comisiones ni condiciones

Además, Raisin ofrece las siguientes ventajas en sus depósitos a plazo fijo:

  • Depósito a 3 meses 3,75% TAE
  • Depósitos a  1 año al 4,40% TAE
  • Depósitos de 3 meses hasta 10 años
  • Con la seguridad del Fondo de Garantía de Depósitos hasta un máximo de 100.000€

¿Cuál es la diferencia entre un depósito a plazo y una cuenta remunerada?

Cuando se trata de administrar tus ahorros, es esencial comprender las diversas alternativas disponibles. Dos de las opciones más comunes para hacer crecer tu dinero son las cuentas remuneradas y los depósitos a plazo fijo. Cada una de estas opciones tiene sus propias características, ventajas y desventajas. A continuación, voy a profundizar en las diferencias entre cuentas remuneradas y depósitos a plazo fijo, cómo calcular los intereses en una cuenta remunerada, cómo se gravan los beneficios, la seguridad de tu capital y las ventajas y desventajas de optar por cuentas remuneradas.

Principales Diferencias entre Depósitos a Plazo Fijo y Cuentas Remuneradas

1. Flexibilidad de Acceso a Tu Dinero

Cuenta Remunerada: Una cuenta remunerada es una cuenta de ahorros que te permite acceder a tu dinero en cualquier momento. Puedes hacer retiradas y depósitos de forma libre y sin penalización, lo que la hace ideal si necesitas liquidez inmediata.

Depósito a Plazo Fijo: En un depósito a plazo fijo, acuerdas dejar tu dinero en la cuenta durante un período de tiempo específico, generalmente de varios meses a varios años. Durante este tiempo, no puedes acceder a tu dinero sin incurrir en penalizaciones o pérdida de
intereses.

2. Duración de la Inversión

Cuenta Remunerada: No hay un plazo específico en una cuenta remunerada. Puedes mantener tu dinero en ella indefinidamente y
retirarlo cuando lo desees.

Depósito a Plazo Fijo: Como su nombre lo indica, un depósito a plazo fijo tiene una duración específica que se establece al abrir la cuenta,
que puede variar de unos pocos meses a varios años. No puedes retirar tu dinero antes de que expire el plazo sin penalizaciones.

3. Intereses Ofrecidos

Cuenta Remunerada: Las cuentas remuneradas ofrecen tasas de interés variables que generalmente son más altas que las cuentas de ahorro estándar, pero más bajas que las de los depósitos a plazo fijo. La tasa de interés de una cuenta remunerada puede cambiar en cualquier momento debido a las fluctuaciones del mercado.

Depósito a Plazo Fijo: Los depósitos a plazo fijo ofrecen tasas de interés fijas que se acuerdan al momento de abrir la cuenta y no cambian
durante el plazo acordado. Estas tasas tienden a ser más altas que las de las cuentas remuneradas debido a la menor flexibilidad de acceso al
dinero.

¿Cómo calcular los intereses de un depósito a plazo fijo?

El cálculo de los intereses en un depósito a plazo fijo se basa en la tasa de interés acordada y el plazo de vencimiento del depósito. Puedes utilizar la fórmula siguiente para calcular los intereses generados por tu depósito:

Intereses = Principal (capital invertido) x Tasa de Interés x (Plazo en días / 365)

Aquí tienes una explicación más detallada de cada componente de la fórmula:

  1. Principal (capital invertido): Este es el capital de dinero que has depositado en la cuenta al abrir el depósito a plazo fijo.
  2. Tasa de Interés: La tasa de interés acordada con el banco o entidad financiera. Por lo general, se expresa en términos anuales, por lo que debes asegurarte de usar una tasa de interés anual.
  3. Plazo en días: El período de tiempo durante el cual se mantendrá el depósito. Debes expresar este plazo en días.

Una vez que tengas estos valores, puedes realizar el cálculo. Aquí tienes un ejemplo:

Supongamos que tienes un depósito a plazo fijo de 10.000€ con una tasa de interés anual del 4% y un plazo de 180 días.

Intereses = 10.000€ x 0.04 (tasa de interés anual) x (180 días / 365)

Intereses = 10.000€ x 0.04 x 0.4931

Intereses = 197,24€

En este caso, ganarías aproximadamente 197,24€ en intereses al final de los 180 días.

Es importante destacar que este cálculo asume que la tasa de interés y el capital del depósito se mantienen constantes durante el período. En algunos casos, los bancos pueden utilizar métodos ligeramente diferentes, por lo que es aconsejable verificar con la entidad financiera específica para obtener el cálculo exacto de intereses en tu depósito a plazo fijo.

¿Cómo tributan los beneficios de los depósitos a plazo fijo?

Estas ganancias se engloban dentro de las categorías de rentas del ahorro, y se gravan de acuerdo con las siguientes tarifas:

  • Hasta 6.000 euros: 19%
  • De 6.001 a 50.000 euros: 21%
  • De 50.001 a 200.000 euros: 23%
  • Más de 200.001 euros: 26%

Por ejemplo, si obtuviste 10.000 euros en ganancias de rentas del ahorro, pagarás un 19% sobre los primeros 6.000 euros (lo que equivale a 1.140 euros) y un 21% sobre los 4.000 euros restantes (840 equivalente a  euros).

A pesar de la obligación de pagar impuestos, no es necesario ir directamente a Hacienda para realizar los pagos correspondientes. Los bancos desempeñan un papel fundamental al retener automáticamente una parte de los intereses generados y remitirla a la agencia tributaria. Este proceso se conoce como «retención», que implica que una suma de dinero se transfiere de manera automática a Hacienda, en previsión de las obligaciones fiscales que se reflejarán en la declaración anual del impuesto sobre la renta (IRPF).

En el caso de los depósitos y otros ingresos generados a partir del capital invertido, se aplica una tasa de retención fija, que en España es del 19%. Esto significa que la cantidad que se anticipa y se envía al Estado se mantiene constante, independientemente de la ganancia obtenida. No obstante, si la suma total de ingresos por concepto de rendimientos del ahorro supera un determinado umbral, por lo general los 6.000 euros, será necesario ajustar el importe adeudado con Hacienda al completar la declaración de impuestos sobre la renta (IRPF).

Este proceso de retención de impuestos facilita el cumplimiento de las obligaciones fiscales y ayuda a garantizar que se cubran los impuestos apropiados de acuerdo con los ingresos generados por los depósitos y otros rendimientos de inversión.

¿Está asegurado el capital de los depósitos a plazo fijo?

Una preocupación fundamental al considerar una cuenta remunerada es la seguridad de tu capital. Una característica clave de estas cuentas es la disponibilidad total de los fondos para el usuario, lo que le permite retirar dinero en cualquier momento sin sanciones.

Además, estos depósitos cuentan con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos, que cubre hasta 100.000 euros. Esto implica que, en caso de que el banco enfrente dificultades financieras o quiebre, el cliente recuperará la totalidad de su dinero depositado.

Ventajas e inconvenientes de los depósitos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo son una opción de inversión segura y fácil de comprender, pero como cualquier producto financiero, tienen sus ventajas y desventajas. Aquí te presento algunas de las principales:

Ventajas de los depósitos a plazo fijo:

  1. Seguridad: Los depósitos a plazo fijo suelen estar respaldados por gobiernos o instituciones financieras sólidas, lo que los hace extremadamente seguros. Por lo general, están cubiertos por los sistemas de garantía de depósitos, lo que significa que incluso en caso de quiebra del banco, tu dinero está protegido hasta cierto límite.
  2. Rendimiento garantizado: Cuando abres un depósito a plazo fijo, acuerdas una tasa de interés fija que se mantendrá durante todo el plazo del depósito. Esto te permite conocer de antemano cuánto ganarás.
  3. Previsibilidad: La naturaleza de los depósitos a plazo fijo los hace predecibles. Sabes exactamente cuánto dinero tendrás al final del plazo, lo que facilita la planificación financiera.
  4. Liquidez controlada: Aunque por lo general no puedes retirar tu dinero antes del vencimiento sin penalizaciones, esto puede ser una ventaja para algunas personas al evitar gastos impulsivos.
  5. Diversificación de cartera: Los depósitos a plazo fijo pueden ser una forma de diversificar tu cartera de inversiones al proporcionar un componente de bajo riesgo.

Desventajas de los depósitos a plazo fijo:

  1. Bajos rendimientos: Aunque son seguros, los depósitos a plazo fijo suelen ofrecer tasas de interés más bajas en comparación con otras inversiones, como acciones o bonos.
  2. Falta de liquidez: No puedes acceder a tu dinero antes del vencimiento sin incurrir en penalizaciones, lo que limita tu flexibilidad financiera.
  3. Impacto de la inflación: Si la tasa de inflación es alta, los intereses ganados en un depósito a plazo fijo pueden no mantener el poder adquisitivo de tu dinero.
  4. Pérdida de oportunidades: Mientras tu dinero está bloqueado en un depósito a plazo fijo, podrías perder oportunidades de inversión en activos más rentables.

La elección de un depósito a plazo fijo depende de tu perfil de riesgo, objetivos financieros y necesidades de liquidez. Pueden ser adecuados para aquellos que buscan seguridad y previsibilidad, pero es importante considerar todas las implicaciones antes de comprometer tu dinero.

Opiniones sobre los depósitos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo pueden ser un buen producto de inversión en renta fija, ya que ofrecen actualmente rentabilidades de hasta el 4-5% sin el riesgo que podría implicar invertir en renta variable.

En mi caso, yo dispongo de la Cartera de Ahorro de InbestMe, que te ofrece una rentabilidad del 3,50% TIR variable sin límite de capital, que aunque no es un depósito a plazo fijo, me proporciona una rentabilidad mayor a las cuentas remuneradas y puedo disponer del dinero que tienes en efectivo en tu cuenta en cualquier momento sin penalizaciones.

Hay que tener en cuenta que la Tasa Interna de Retorno (TIR) variable implica que su valor no se mantiene constante a lo largo del tiempo. En otras palabras, la TIR sería constante si no hubiera cambios en las tasas de interés oficiales en el próximo año, en el momento en que se publica y en cada instancia posterior de su publicación.

Dado que la Cartera Ahorro se compone de fondos o ETFs monetarios vinculados a tasas de interés interbancarias, que a su vez están
influenciadas por las tasas de interés oficiales, la Tasa Interna de Retorno (TIR) puede experimentar variaciones en respuesta a las
políticas monetarias. En los meses venideros, es probable que aumente a medida que los bancos centrales implementen políticas restrictivas, para luego estabilizarse y finalmente disminuir o regresar a niveles más normales.

Llegado ese momento, lo suyo sería analizar otros instrumentos de inversión que proporcionen más rentabilidad y nos permitan contrarrestar la inflación que nos quita poder adquisitivo año tras año.

¡Haz clic para puntuar esta publicación!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Analista de Inversiones en Dispara tu dinero | Web | + posts

Más de 5 años analizando los mercados para encontrar productos financieros con una buena rentabilidad a medio/largo plazo. Con experiencia en fondos de inversión, fondos indexados y planes de pensiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio